El producto se ha añadido al carrito

El cole no lo es todo: aprender jugando es posibleVolvervolver

Si hay algo de lo que realmente estamos seguros, es de la importancia del juego a cualquier edad. Es sobretodo durante la infancia cuando tiene un papel esencial, puesto que es una de las formas más efectivas y motivadoras de reforzar el aprendizaje.

 

El juego resulta muy atractivo para el cerebro. Al ser un músculo que se habitúa con facilidad, toma lo inesperado como un desafío a su interés. Cuando involucramos el “factor sorpresa” en el juego, logramos que nuestro cerebro genere dopamina, epinegrina y norepinefrina, una segregación de sustancias que favorecen un buen aprendizaje.

 

A continuación, os sugerimos algunos juegos para que los peques de la casa aprendan jugando.

 

Mi primer juego de palabras es la versión infantil del juego de las palabras cruzadas. Está pensado para los niños que ya conocen las letras pero aún no saben como formar palabras con ellas. El juego dispone de tablero, fichas/letras y tarjetas para anotar la puntuación de cada jugador. ¡El que completa la palabra se la lleva!

 

 

 

Combicolor es un juego perfecto para mejorar los reflejos de los peques y ayudarles en el aprendizaje de los colores. Está compuesto por 28 cartas con ilustraciones de pájaros de distintos colores. Coloca las cartas sobre la mesa boca arriba, lanza los dados y encuentra la carta con la misma combinación de colores, pero rápido ¡solo hay una igual!

 

 

¡Juguemos para seguir aprendiendo!

¡Hola amiguitos!