El producto se ha añadido al carrito

El riesgo fomenta el aprendizaje de los niñosVolvervolver

Desde hace bastantes años, se ha intentado minimizar los riesgos para los niños en los espacios públicos, patios de colegio o parques. Y ahora, los expertos en educación han concluido que la sobreprotección está empezando a ser excesiva y que el riesgo es necesario para el desarrollo de los niños.

 

En países como Reino Unido, Suecia, Australia o Canadá ya se están llevando a cabo medidas para normalizar los espacios recuperando los troncos, columpios de neumático o suelos con arena. Pero en España aún queda un largo camino por recorrer.

 

 

Las zonas urbanas hoy en día son entornos muy controlados y asépticos, donde los niños no tienen ni cómo ni dónde experimentar riesgos saludables. Puede que la infancia actual haya mejorado las condiciones de vida de los niños, pero también dificulta la satisfacción de necesidades psicológicas fundamentales para la construcción del ser humano.

 

Otro problema es que a los padres nos cuesta socialmente diferenciar entre riesgo y peligro. No es lo mismo que un niño suba por sí mismo a un tronco o que juegue con palos y piedras a que corra por el filo de un acantilado. Hay que entender que los niños necesitan aprender a medir los riesgos para saber responder ante ellos.

 

 

Y vosotros, ¿qué opináis de la sobreprotección?

¡Hola amiguitos!