El producto se ha añadido al carrito

Escuelas que enseñan sobre el futuroVolvervolver

Un profesor de la Universidad de Cornell hizo un experimento con sus alumnos: les dividió en dos grupos y les dio el primer párrafo de una novela.

Lo que unos y otros no sabían era que sus textos eran diferentes: el primero estaba escrito en pasado, mientras que los verbos del segundo aparecían en futuro. Los finales que ofrecieron los alumnos del primer grupo eran más originales. Los de los segundos eran escuetos y postizos. Así demostró el apego al pasado y la distancia inconsciente con el futuro.

Por ello, muchos docentes han intentado de diferentes formas intentar adelantar el futuro a los alumnos o por lo menos realizar ejercicios que permitieran desarrollar a cada persona una idea de sí misma a lo largo del tiempo.

Cómo se imaginan en unos años, leer ciencia ficción para potenciar la imaginación...

Pero es difícil mencionar el futuro en un contexto educativo sin que se confunda la capacidad de proyectarse en el tiempo con la innovación tecnológica. No se trata de avanzar a nuestros hijos todas las herramientas tecnológicas de las que van a disponer, sino de enseñarles a plantearse cómo quieren ser en un futuro.

Aún así, muchas de estas herramientas pueden ayudar en el ámbito educativo, todo depende de cómo se usen. Como por ejemplo el profesor que creó un grupo de Whatsapp para explicar las relaciones entre los reinos que ocupaban la Península Ibérica en la Edad Media. En él, distribuyó varios roles entre los alumnos, que representan a cada reino.

Maestra de Pueblo (de la que hablábamos en este post) ha encontrado la forma de que sus alumnos se proyecten en el futuro: una cápsula del tiempo. Consiste en reunir en una caja o un bote pequeños tesoros, información sobre los alumnos en ese momento, para luego abrir en el futuro y ver los cambios.

Y vosotros, ¿qué pensáis del futuro?

¡Hola amiguitos!