El producto se ha añadido al carrito

ESTA NAVIDAD PREPARA LA MESA, QUE CAYRO PONE EL JUEGOVolvervolver

ESTA NAVIDAD PREPARA LA MESA, QUE CAYRO PONE EL JUEGO!

 

No sabían que la maleta negra traía dentro lo mejor del día... Por eso cuando nos han preguntado por ella y lo que contenía, les hemos dicho que, si todo iba bien, al final de la sesión...

Digamos que son las 19:30 de un miércoles cualquiera de Noviembre. Recién salimos de una formación que estamos llevando a cabo en un colegio sobre Educación Emocional en la familia, dirigida a padres y madres. En la sesión de hoy hemos hablado de mucho y bueno: fortalezas y debilidades como padres/madres y las de nuestr@s hij@s; el efecto que tienen las etiquetas en cada un@, del elefante encadenado de Jorge Bucay; 3 cuentos para trabajar con peques su autoestima y el enorme poder que tiene el que crean en ellos mismos: “yo voy conmigo, orejas de mariposa y la sombrerería mágica”; les hemos enseñado a confeccionar su propio escudo familiar (algo que esperamos puedan hacer en un momento bonito junt@s) y les hemos sugerido que para que aprendan a decirse las cosas que quieren mejorar en casa, lo mejor siempre será que empiecen diciendo lo que la otra persona hace muy bien para luego exponer lo que desearían mejorasen (y sin decir PERO!!!)...

Ha sido una hora y media compartiendo y coincidiendo en que vivimos inmersos en una vorágine de tareas y obligaciones que en muchas ocasiones no nos permiten ver y disfrutar de lo mucho que tenemos. Queremos lo mejor para nuestr@s niños y niñas, eso está claro... Velamos por su educación y sus resultados académicos, estamos pendientes de que hagan deporte, aprendan idiomas  y realicen sus tareas de forma independiente... Nos ocupamos de que generen buenas amistades y cuiden de sus amig@s, limitamos a diario su “mal uso” de la tecnología y les inculcamos buenos hábitos alimenticios, de salud e higiene... Mientras hacen todo eso (y nosotros vigilamos), por nuestra parte trabajamos, elaboramos la lista de la compra, atendemos una casa y sus correspondientes tareas, organizamos sus actividades extraescolares, les preguntamos antes de un examen y procuramos que todas las noches se acuesten temprano para que al día siguiente puedan dar todo lo bueno y de sí que tienen dentro...

Y así, sin darnos cuenta, pasan las semanas de lunes a lunes, esperando que no tarden mucho en llegar unos días de descanso para “atiborrar” las horas de los mil planes que a diario no podemos hacer juntos por falta de tiempo... TIEMPO... aaaaayyyyy, la palabra más necesitada y cara del mundo.

Por eso hoy en la formación y durante los últimos 15 minutos, les hemos regalado un carísimo y necesario “botecito de tiempo”. Un botecito de tiempo que iban a invertir en ell@s mism@s, entre l@s que allí se encontraban, incluso a pesar de que fuese la primera vez que se veían...

Sobre las 18:45 alguien cuya prisa lleva escrita en su mirada pregunta si vamos a poder abrir la maleta... y sí, es el momento, vamos a abrir la maleta... así que apagamos nuestro pc y desconectamos todo. Las instrucciones son claras y sencillas: recoger todo lo que esté encima de la mesa y guardarlo todo como si nos fuésemos a ir... Hay expectativa, la verdad, y la persona con prisa “deja caer” que en 13 minutos tiene que marcharse, así que no lo demoramos más... Abrimos la maleta negra y de ella sacamos un Color Line, un Bed Bugs, un Ring Win, un Speed Monsters, un Encuadra, un Sticky, un Color Find y un Sam the Villain... de Cayro!

Tendríais que haber visto sus caras... No sabemos qué esperaban, aunque sí sabemos que no era ponerse a jugar. Hacemos caso omiso a su expresión y tampoco damos opción a no JUGAR, nos venimos arriba y les decimos que hoy les vamos a regalar uno de los mejores momentos que hayan disfrutado últimamente, por lo que en cuestión de 2 minutos los dividimos en grupos de 4-6 y les explicamos cómo se juega a cada uno de los juegos. Nosotros les observamos desde la corta distancia y sienten algo de vergüenza, incluso alguien se atreve a verbalizar que hace 10 años que no se sienta a jugar (esto nos entristece, aunque lo entendemos, no tenemos tiempo y menos para jugar...).

Levanta la liebre el grupo que se ha puesto a jugar al Ring Win, uno de los jugadores tiene que ponerse la primera carta conseguida en una axila y esto ha desatado las primeras risas... Y como todo, sólo había que arrancarse... en cuestión de segundos el volumen de los jugadores y sus risas aumenta, a los de Sam the Villain se les queda corto el tiempo y pierden contra el ladrón, una de las madres se troncha y desespera a partes iguales porque no coge ni uno de los palitos correctos en el Color Find, y el más joven de los asistentes lleva más de 5 segundos “haciendo como que barre” con sus correspondientes chinches (Bed Bugs) en el cuerpo mientras el resto de jugadores se parten al mismo tiempo porque no logran adivinar lo que está representando...

De repente la persona con prisa se levanta acelerada, son las 19:10, no llega a tiempo a recoger a sus peques de Inglés, aunque lo bueno es que lo dice con prisa, pero sonriendo.

Quieren más, y nos alegra mucho, no obstante nuestro regalo por hoy ha terminado. Tan sólo les hacemos pensar en algo: si jugar entre ell@s 20 minutos ha sido tan genial, cuánto de bueno puede resultar hacerlo en casa? (está claro que la pregunta no obtiene respuesta verbal, aunque sí de otro modo...). Tenemos muy cerquita la época Navideña y seguro que en estos días nos vamos a reunir para celebrar, agradecer y brindar porque estamos, nos queremos y tenemos mucho y bonito por hacer... Y como todo eso se hace sentados a la mesa, esta Navidad haced hueco en ella porque Cayro os sirve en plato hondo el Juego que aportará el TIEMPO que tanto necesitáis.

Escuela MarcAis

¡Hola amiguitos!