El producto se ha añadido al carrito

Papás, vosotros también podéis quedaros en casaVolvervolver

Cada vez más padres dividen su tiempo entre el trabajo y el hogar para pasar más tiempo con sus hijos. Pero, aunque la sociedad vaya admitiendo estos cambios en los roles familiares, aún queda mucho por hacer.

Mamá ya no es la que tiene que cocinar todo el día con los niños colgando del delantal mientras papá trae el dinero a casa.

Las mujeres se están independizando, se preparan para una carrera, son exitosas en sus trabajos y, además, quieren tener una familia. Y pueden con ello.

Aproximadamente el 42% de las madres son el único o el principal sustento de la familia, y aportan al menos la mitad de las ganancias familiares. Y los padres cada vez quieren involucrarse más con sus hijos y ayudar en casa.

Pero aunque esto sea así, las actitudes públicas hacia los padres que se quedan en casa en contraste con la actitudes hacia las madres que se quedan en casa son muy diferentes. Muchas personas piensan que un niño siempre estará más a salvo con su madre que con su padre.

Nosotros creemos que esto no es así, y que tanto padres como madres tienen derecho a disfrutar de sus hijos y a compartir juego con ellos. Por supuesto, para los hijos también es importante pasar tiempo con los dos, así que cuanto más podáis pasar en casa, ¡mejor!

¡Hola amiguitos!